sábado, 8 de junio de 2013

TRAMO XXIV


Duelo de ángeles caídos,
guerras impertinentes y desoladoras,
desdobladas tinieblas sobre tus manos
sembradas de hambre y heridas,
agónicas, ante la humanidad en sombras.

Loco es tu apetito insaciable,
devorador de seres y universos.
Maldigo tu senil plegaria,
alienada, callosa y enceguecida.

Revuelvo lenta, la hoguera de huesos,
para que tus cenizas marginadas
formen un hombre nuevo, imperturbable
en este destino abismal y desconocido.

Recorriendo tu aplastada mirada
segrego mi solo delirio,
mi letal pregunta de resurrecciones.
Hasta cuándo tu abominable aliento
perseguirá mis horas, asfixiará mi paz.

Ya sé que otros hombres
tienen el alma contaminada con tus mentiras,
pero hoy quiero matar, tu malsano gesto,
tu incontrolada sed de lujurias
e impertérritos demonios.

Desollando al viento, emigraré en una lluvia,
hasta burlar tus brazos y tu encuentro,
hasta llegar a tu entraña definitiva
e incendiarte sin desacuerdos,
horrenda y pequeña vanidad.





Collage "Evasión"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada