sábado, 11 de abril de 2015

TRAMO XLII

Despéñate en el silencio
para buscar la palabra y el verbo.
Afírmate en el principio
y despréndete de la muerte.

Voy camino hacia lo eterno
y nada llevo en mis alforjas,
estoy desnuda en el destino
y crees que estoy cubierta de plegarias.

Pero te juro, Mago de lo imprevisible,
Brujo de las montañas,
Hechicero de los arroyos;
que cerraré los ojos,
erguida, como el desierto árbol,
muerto en primavera.




Pintura "Nocturno"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada